Entradas

,

Albondigas Veganas en Caldillo Duranguense

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo duranguense de tomate y chile ancho. Son muy fáciles de hacer y eson de esas comidas que te recuerdan a largas tardes sentada en la mesa de tu abuelita comiendo en familia.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

Esta receta es parte de un proyecto increíble que se llama Nuestro México Vegano, donde un grupo de cocineros muy talentosos van a compartir 32 recetas, aquí en Mi Mero Mole, cada una representando a un estado de la república mexicana.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

El proyecto tiene la finalidad de promover el veganismo en México y en las comunidades Méxicoamericanas de Estados Unidos. Queremos animar a todos los mexicanos a hacer el cambio y adoptar una dieta basada en plantas y hablarles un poco sobre lo que significa ser vegano. Esta receta, que esta representando al estado de Durango, es la creación de Gaby de @unamamavegana, aquí te cuenta ella un poco de su historia.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

La Historia de Gaby

Mucha gente me pregunta por qué soy vegana. Mi esposo en marzo del 2015, de entonces 40 años, se sometió a una complicada cirugía a corazón abierto. Una condición médica, hereditaria, de la que no sabía nada tapó 2 de sus arterias al 100%. Vivimos una etapa muy difícil como familia.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

Mis hijos estaban chiquititos y su papá muy joven. Era un caso que los doctores no podían creer. Afortunadamente, todo salió bien. Y mi esposo cambió drásticamente de hábitos y se empezó a cuidar muchísimo. Poco después, a mí me diagnosticaron varias enfermedades autoinmunes y me recomendaban una dieta mediterránea antiinflamatoria para mi tratamiento.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

Hace 3 años casi no comíamos carne y poco antes del verano pasado, él decidió volverse vegano. Y le dije; ¡Va, le entro contigo! Porque es lo que puedo hacer desde mi trinchera, es cómo puedo cuidarlo porque lo amo y cómo puedo motivarlo y alentarlo. Entonces fue un paso natural, una decisión y compromiso que asumimos como familia. Muy convencidos de que estamos en el camino correcto.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

La Receta: Albóndigas Veganas en Caldillo Duranguense

La comida duranguense tiene una cualidad mestiza muy definida. Su gastronomía posee una fuerte herencia prehispánica y española. Por su ubicación en el noroeste del país, Durango albergó en sus tierras desérticas pueblos seminómadas, característica que los llevó a deshidratar su comida para su transportación. Entre ella, la carne, chiles y frutas.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

Leyendo un poco sobre sus platos típicos, quise encontrar una receta que rescatara precisamente su identidad mestiza. El arroz y el frijol son ingredientes fundamentales y los champiñones sustituyen a la carne. Los higos y la menta le van a dar el toque perfecto a estas albóndigas.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.

Estas albóndigas veganas están hechas con una mezcla de frijoles negros, arroz y champiñones salteados, se sirven sobre un caldillo de tomate y chile ancho.
5 de 1 voto
Imprimir

Albóndigas Veganas en Caldillo Duranguense

Plato Main Course
Cocina Mexican
Keyword albóndigas veganas, recetas veganas
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 30 minutos
Porciones 4 personas
Autor Gaby Bring

Ingredientes

Albóndigas

  • 200 gr. Champiñones rebanados, 10 piezas aprox
  • 2 tazas Arroz blanco, cocido previamente
  • 2 tazas Frijol negro, cocido y escurrido
  • 1 ramita Hierba buena, (menta fresca), picada muy finita
  • 5 Higos deshidratados, picaditos
  • 1 1/4 taza Pan molido, ajustar para consistencia
  • 1 cdta. Sal

Para el caldillo

  • 5 Tomates
  • 1/2 Cebolla blanca
  • 1 diete Ajo
  • 2 Chiles anchos, sin semilla
  • Sal al gusto
  • 1 taza Agua o caldo de verduras

Preparación

Para las Albóndigas

  1. En un sartén grande saltear y dorar los champiñones con un poco de aceite, aproximadamente 6-7 minutos. Reservar

  2. En un procesador de alimentos, mezcla los champiñones, arroz, frijol negro, higos, hierba buena, pan molido, sal sin batirlos. Pulsa un par de veces para que todo se incorpore, pero no quieres una mezcla demasiado fina. Trata de conservar la textura del frijol, los champiñones y el arroz
  3. Forma tus albóndigas del mismo tamaño ayudándote de una cuchara. En el mismo sartén donde hiciste los champiñones, dóralas parejitas con un poco de aceite.
  4. En un sartén o comal, pon a asar los tomates, los chiles, el ajo y la cebolla.

Para el Caldillo

  1. Pon a licuar los tomates, la cebolla, el ajo, el agua (o caldo) y los chiles. Cuela el caldillo.

  2. En una olla caliente, con un chorrito de aceite de oliva, pon a hervir tu salsa a fuego lento por 5 minutos o hasta que espese un poco. Sazona con sal y pimienta al gusto.

  3. Sirve tus albóndigas con tu caldillo duranguense encima.
,

Pozole Rojo Vegano de Setas o Yaca

El pozole es uno de los platillos más conocidos y maravillosos de México, especialmente en la navidad y año nuevo. Dicen por allí que es la cura contra la cruda pero no te lo puedo confirmar. Existen diferentes tipos: rojo, blanco y verde. Tradicionalmente se hace con patas, cabeza o pierna de cerdo, pero claro que ahora no vamos a usar cerdo, así que he creado esta receta de pozole rojo vegano de setas especial para ti.

Este pozole rojo vegano de setas está inspirado en el pozole de mi abuelita. Acompaña tu pozole con orejano, cebolla, limón, rábanos y col.

 

La receta es una adaptación de la receta de mi abuelita Dora. Cada navidad mi abuelita preparaba las ollas más grandes que he visto de pozole y menudo. Todos los adultos se saboreaban el pozole, se la pasaban hablando de lo increíble que iba a ser y hasta se la pasaban dando vueltas a la cocina para ver si ya estaba listo. Un año decidí que yo también iba a probar el pozole (tenía como 8 años). Me esperé hasta que no hubiera nadie en la cocina y meneé un poco el pozole con el cucharón, casi me desmayo y vomito al mismo tiempo. Al menear el pozole se asomó una pata de cerdo y casi puedo jurar que había un hocico de cerdo, pero eso puede que me lo haya imaginado. Después de ese día me tardé años en volver a probar el pozole, pero eventualmente me convertí en unos de esos adultos que se saborean y no pueden dejar hablar del pozole cada navidad.

Este pozole rojo vegano de setas está inspirado en el pozole de mi abuelita. Acompaña tu pozole con orejano, cebolla, limón, rábanos y col.

Ahora que ya no consumo carne era de esperarse que adaptara la receta de mi abuelita para ser apta para el consumo vegano. Te voy a dejar la receta del pozole hecho con setas, pero puedes usar soya texturizada o jaca (jackfruit). ¡Es igual de delicioso que el de mi abuelita!

Este pozole rojo vegano de setas está inspirado en el pozole de mi abuelita. Acompaña tu pozole con orejano, cebolla, limón, rábanos y col.

La Receta: Pozole Rojo Vegano de Setas

Utilicé maíz pozolero enlatado para ahorrar tiempo, pero si solo tienes acceso al seco puedes usar ese. (Maíz pozolero seco se tarda 2 horas en cocer.) Acompaña tu pozole con orejano, cebolla picada, limón, rábanos y col verde. Mi abuelita hacía también una salsa macha picosísima, aquí hay una receta de Kiwilimon parecida a la de mi abuelita. ¡Provecho!

Este pozole rojo vegano de setas está inspirado en el pozole de mi abuelita. Acompaña tu pozole con orejano, cebolla, limón, rábanos y col.
5 de 1 voto
Imprimir

Pozole Rojo Vegano de Setas o Yaca

Tiempo total 40 minutos
Porciones 6 personas
Autor Dora S.

Ingredientes

  • 1 lata (822g.) Maíz pozolero, colado, enjuagado
  • 3 L. Caldo de vegetales
  • 5 Chiles guajillo, sin semillas
  • 2 Chiles anchos, sin semillas
  • 5 Chiles de árbol, sin semillas
  • 6 dientes Ajo
  • 1/2 Cebolla, blanca
  • 1 cda. Aceite vegetal (opcional)
  • 1 kg. Setas o champiñones, rebanadas o [2 latas (565 g.) de Yaca inmadura o verde]
  • 1 Calabacita (calabacín), mediana, cortada en cubos

Acompañantes:

  • 1 Cebolla blanca, chica, picada
  • 6 Rábanos, finamente rebanados
  • 2 cdas. Orégano, seco
  • 1/2 Col verde, finamente rebanada
  • 4 Limones, cortados en cuartos
  • 1 bolsa Tostadas o totopos

Preparación

  1. En una olla grande combina el caldo de vegetales y el maíz pozolero y hierve MUY SUAVEMENTE
  2. Mientras está hirviendo el maíz pozolero, quítale las semillas a los chiles y enjuágalos. Hierve agua en una olla mediana y sumerge los chiles en el agua. 

  3. Reduce la temperatura y hierve los chiles muy suavemente por 10 minutos. 

  4. Cuela los chiles pero reserva 1 taza y media del agua donde se remojaron los chiles. Coloca los chiles, ajo, cebolla y el líquido que reservaste de los chiles en la licuadora y licúa hasta que tenga la consistencia de una salsa espesa. Cuela la salsa.

  5. Calienta un sartén a temperatura media-alta. Agrega 1 cucharada de aceite y añade la mitad de las setas (yaca). Saltéalas por 5 minutos o hasta que estén doradas. Retira las setas (yaca) del sartén y ponlas en un plato. Agrega la otra mitad de las setas (yaca) al sartén y repite el mismo proceso.

  6. Añade todas las setas (yaca) ya cocidas al sartén y vierte la salsa sobre las setas (yaca) y deja hervir suavemente por 1 minuto. 

  7. Tu maíz pozolero todavía debe estar hirviendo suavemente. Con un cucharón retira mas o menos 1 taza del maíz y caldo, y ponlo en la licuadora. Licúalo hasta que esté completamente líquido. Vierte la mezcla licuada en la olla con el resto del maíz. 

  8. Para los que están usando yaca: Deshebra la yaca con dos tenedores.

  9. Vierte las setas (yaca) en salsa y la calabacita en la olla con el maíz pozolero. Hierve suavemente por 8-10 minutos o hasta que la calabacita esté tierna

  10. Acompaña tu pozole con col, cebolla, orégano. rábano, limones y tostadas. 

Notas del Chef

Si no te gustan las setas, puedes usar soya texturizada o jaca (jackfruit). Acompaña tu pozole con una salsa macha picosísima, con esta receta de Kiwilimon parecida a la de mi abuelita.